miércoles, 17 de septiembre de 2014

“Huellas de la invasión” (muestra dedicada a El Eternauta) en Tecnópolis

La muestra fue ideada y armada como una reconstrucción museística. Es tal la verosimilitud que transmite a través de los objetos, maquetas, textos e imágenes que el visitante puede llegar a creer que está presenciando un hecho histórico.
Ideada por Martín Oesterheld y dirigida por Martín Grossman, para su concreción contó con numerosos colaboradores. La siguiente es una breve entrevista a dos de ellos: Alejandra Jorquera y Hernán Azcárate.
Las imágenes hablan por si mismas, de la calidad de la muestra.




Resulta muy impactante ver, por la originalidad de la puesta en escena y la enorme calidad, la recreación que hicieron de la invasión extraterrestre a Buenos Aires de la historieta El Eternauta. ¿Cómo surgió la idea y la posibilidad de recrear con objetos y muñecos, y luego disponer todo de modo que los visitantes sientan que están asistiendo a una puesta en escena de un hecho histórico, a algo real?
Muchas gracias por los elogios, No sabemos exactamente como surgió la idea..., a nosotros nos convocaron con el proyecto bastante avanzado y ya estaban planteados los elementos a realizar y las escenas que se querían recrear.


El brazo de un Mano, y Alejandra Jorquera trabajando en el mismo.

¿Quiénes conforman el equipo de trabajo creativo y qué rol cumplió cada uno?
 La Idea general es de Martin Oesterheld, Nieto de H.G. Oesterheld, el guionista de El Eternauta entre otras historietas emblemáticas de nuestro pais. Los cortos que abren y cierran la muestra, fueron realizados por la productora NOS La dirección escenográfica es de Adriana Maestri, que tiene una amplia trayectoria en el mundo de la escenografía y las realizaciones El escultor Martin Canale hizo el rediseño y modelado en Zbrush de varios de los elementos más icónicos de la historieta : Los Cascarudos, Los Gurbos tanto el de cuerpo entero como el cráneo, El teledirector y El Mano. También trabajó en el planteo de la maqueta de la batalla de River. Nosotros estamos entre el pequeño ejército de artistas que realizaron todo. Hicimos la terminación del brazo del Mano (textura final y pintura) , la realización fisica, los mecanismos y la pintura del Teledirector y la pintura de los cascarudos, el cráneo del Gurbo y el Gurbo que está en la maqueta.

Un Teledirector

Por lo que se puede observar en las fotos, el proceso creativo es bastante largo, desde la idea al modelado, pintado de las figuras, la puesta en escena, etc. Se nota detrás un intenso y extenso trabajo ¿podrías describirlo a grandes rasgos?
Parece mentira , pero todo se realizó en unos 45 dias,Como te decía antes un pequeño ejercito de artistas talentosísimos con ganas de dar lo todo para representar de la mejor manera posible el mundo de El Eternauta. Cada uno trabajando en su especialidad. En el caso nuestro y de Martin Canale, hace años fantaseamos con participar en una película, o recrear de alguna manera esta historieta que amamos, y finalmente de alguna manera se dió y tuvimos la oprtunidad de plasmarlo en esta muestra.



Recreación del combate de River.


¿Con qué materiales están hechas las figuras del teledirector , el brazo del Mano, los escarabajos o el Gurbo? 
Los materiales son los más diversos, se eligieron según el tipo de elemento, y un factor determinante fue el poco tiempo que hubo para la realización. Se utilizaron varios tipos de tecnologías de impresión 3D que entrega un modelo al que hay que masillar y lijar bastante y modelar luego sobre el mismo, los detalles a mano con masilla epoxi y finalmente, pintarlo, como el caso del brazo del Mano. El Teledirector en cambio, se hizo mecanizado en una máquina de CNC en Resina epoxi y alto impacto El cráneo gigante está tallado a mano en telgopor y luego cubierto con látex y pintado.


¿Cómo es el proceso de pintar las figuras, para que se vean tan reales? 
Más que nada el oficio de Alejandra..., años de hacer lo mismo, observando y utilizando mucha documentación visual Se pinta con pintura acrílica común.


Un Gurbo

Por la calidad del trabajo, resulta evidente que ustedes tienen una extensa trayectoria en el rubro ¿Podrías contar qué experiencia tuvieron y que trabajos realizaron?
Trabajamos juntos desde 1991 Haciendo todo tipo de realizacions, esculturas, maquetas y modelos a escala, pintura los rubros son muy diversos, Hicimos muchos trabajos para publicidad gáfica y televisiva para varias agencias. También escenografías para muestras como The Beatles Exhibition, Molina Campos, Tango, Las mil caras de Evita entre otras. En el rubro de escultura, realizamos figuras en escala real para el Palais de Glace y la Galería Zurbrán entre otras En cine hicimos maquetas para Polka ( el helicóptero que explotaba en la película Comodines) y maquetas para el programa Poliladron. 
A partir del año 2000 empezamos a trabajar también en la industria del juguete y figuras coleccionables para Argentina y el exterior. Otro rubro en el que trabajamos es en la restauración de esculturas y elementos ornamentales de bronce para la Fundición Buchhass, una de las más importantes del pais. Los ultimos trabajos de gran coplejidad fueron para la empresa Sideshow Collectibles, para ellos hicimos las figuras Premium format de C-3PO y R2-D2 y la Sonda Imperial escala 1/6 de Star Wars. 
Pueden ver algunos de nuestros trabajos en Facebook: Hernán y Ale Azcárate-Jorquera y en nuestro sitio: www.hernanyale.com.ar Y trabajos de Alejandra en Facebook: Alejandra Jorquera Art



¿Tuvieron la oportunidad de observar las reacciones del público?
 Si. Muchos chicos se preguntaban si todo eso había ocurrido de verdad, creemos que el realismo logrado contribuye a generar esa sensación. Vimos caras como de desconcierto y asombro, observando atentamente la maqueta de la batalla o las fotos y el brazo del Mano Estamos muy contentos con el resultado




UNO DE LOS VIDEOS QUE RECREA MOMENTOS DE EL ETERNAUTA (MUY RECOMENDABLE)

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Eventos y exposiciones de historietas

Daniel Varela exponiendo por el mundo.
Nuestro colega Daniel Varela, constantemente es seleccionado, premiado y expuesto en festivales de humor gráfico internacionales. En las fotos, sus trabajos en muestras de dos festivales realizados este año: 1º International Cartoon Gathering Cairo , Egipto, y al Salón International Cartoon Contest Brides¨s Veneration, en Macedonia. En el último obtuvo una Mención de Honor y el año pasado un Premio Especial.
Daniel es un autor de perfil bajo cuyo trabajo circula con éxito por el mundo. Felicitaciones a nuestro colega, integrante de La Duendes!

Exposición en El Cairo

Exposición en El Cairo


Exposición en Macedonia

Exposición en Macedonia



Exposición Osvaldo Laino “Un recorrido de ayer a hoy”
La exposición, inaugurada días atrás, se puede visitar en la ciudad de Rosario. Muy recomendable!!




Muestra: “HORACIO ALTUNA. Profesión, historietista” en Comicópolis



MAFALDA en su sopa.

Inaugura: JUEVES 17 DE SEPTIEMBRE, a las 19 HS.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Entrevista: Tabaré

Una pequeña entrevista a uno de los grandes autores del humor gráfico y la historieta, coautor de series notables como Diógenes y el Linyera, Vida Interior, El Cacique Paja Brava, Protección al menor, entre otras. Es uno de esos autores cuyo apellido es marca registrada, identificable con una muy personal estética. Con ustedes, Tabaré.



Edad, lugar de nacimiento, de residencia
65 años. Ciudad de La Paz, Departamento de Canelones, Uruguay. Vivo actualmente en Turdera, Provincia de Buenos Aires.


¿De dónde y cómo el gusto por el dibujo? ¿ Cuándo y dónde comenzó a publicar?
No sé, recuerdo que siempre desde chico dibujé historietas. Empecé a publicar en revistas de humor uruguayas a principios de los ’70.


Diógenes y el Linyera, con homenaje a Clemente

¿Cómo surgió el clásico que es hoy Diógenes y el Linyera, en 1977?
Guinzburg y Abrevaya me ofrecieron cuando eran redactores de Satiricón , dibujarles el guión de una tira que iba a ser presentada en el Diario Clarín.  



¿Cómo era la forma de trabajo en la tira con Jorge Ginzburg y Carlos Abrevaya? ¿Cómo los recuerda?
Me enviaban los guiones telefónicamente y luego por fax. No había casi contacto personal, no compartíamos un lugar físico de trabajo.



1

2

A la tira la continuó en los guiones con Héctor García Blanco. ¿ La forma de trabajo y la trama de la tira continuó en la misma línea que anteriormente?
Con Héctor García Blanco fue distinto porque el trabaja en Clarín y nos juntábamos a almorzar y charlar sobre la tira. La tira cambió mucho, me quedo con la original.



Gran parte de su obra, que tuvo amplia repercusión, la desarrolló en la editorial La Urraca (Humor, Súperhumor, Humi, Fierro, El Péndulo, Sex Humor, etc), que hoy podría ser caracterizada como un espacio muy creativo, innovador  y de enorme calidad ¿Cómo era trabajar allí? ¿Cómo hacían frente a la censura en los tiempos de la Dictadura?
Fue en la mejor editorial que trabajé, había total libertad para crear y expresar lo que uno quería. Con la censura fuimos aprendiendo con el paso del tiempo como eludirla. Como algunos deportes se aprenden jugando, y como siempre el rival era el mismo, ya conocíamos como entrarle.




¿Cómo surgió la serie, muy original en su propuesta, que fue Vida Interior, con guión de Meiji? Que las historias transcurran dentro del cuerpo humano ¿servía para hablar de temas relacionados con la realidad, además del hecho  humorístico en si?
Fue la continuación de  “La Lombriz Solitaria”, historia que se publicaba en media página, y tuvo poca vida. Pero nos dimos cuenta que el interior del cuerpo daba para más y ahí nació Vida Interior. En un principio, yo hacía los guiones, pero cuando se me agotaron lo pocos conocimientos de medicina, decidí abandonar la historieta. Pero Humor quería que la historieta continuara, entonces llamé a Meiji, pediatra y guionista.


1

Otra excelente serie, también con Meiji, fue Protección al menor, en la que abordaban temas relacionados con la familia y los chicos, temas “fuertes” poco frecuentados en la historieta. ¿qué recuerdo tiene de esta serie?
La mejor, Meiji es un excelente guionista y observador de la realidad.


2

Se aprecia que disfruta cuando dibuja personajes del “pueblo”, ambientes marginales o en que la trama se relacione con temas costumbristas analizados en clave humorística. Se diría que en su dibujo refleja muy bien al rioplatense. ¿coincide con la apreciación?
Yo me crié en un barrio de un pueblo chico. La vida era el fútbol en la calle y el boliche de billar y barajas.



La serie El cacique Paja Brava, que publicó en varias revistas ¿sería una relectura en clave de humor y sexual del género del gauchesco?
No le busques mensajes socioculturales profundos, con Fabregat lo  hacíamos porque nos daba placer y nos divertía mucho.



Bicherío, que se publicaba en la revista infantil Humi ¿cómo fue pensada en su concepción? Bicherio me lo ofreció Laura Linares, que era de la parte creativa de la revista. Me gustó la idea y la desarrollé también como si fuera vivida en un pueblo. Eso lo usaba siempre porque me sentía cómodo.


En los 90, con guiones de Parissi desarrolló series como Max Calzone e Historias Futboleras. A ambas se las percibe más de “historias” en el sentido clásico, antes que de humor, aunque lo contenían.  ¿es así? ¿cómo fue el cambio respecto de otros trabajos previos?
Bueno, es lindo cambiar y probarse uno mismo a ver si puede. Yo elijo lo que me gusta dibujar. Con Parissi somos compatriotas y amigos. No le podía fallar cuando me hizo la oferta y creo que salió bien.



Otro trabajo muy original, que desarrolló con CristinaThomson, es Relatos Inmortales, basados en cuentos y leyendas europeas. Se diría que es otro trabajo donde se lo nota muy a gusto dando rienda suelta a la imaginación. ¿Cuánto tiempo les llevó hacerlo, dónde su publicó y qué repercusión tuvo?
Uf, eso sí que me costó, sobre todo la información de paisaje y vestuario. No tengo idea del tiempo que me llevó porque no había urgencia, se hizo a ver que pasaba y la verdad que la repercusión que tuvo a nivel popular fue poca. Se publicó por editorial Santillana.


Página de Relatos Inmortales, con guión de Cristina Thomson

Pertenece a una generación en que los humoristas gráficos también eran historietistas, y grandes dibujantes, con estilos muy personales, como Grondona White, Fontanarrosa, Caloi, Fortín, Ceo, Limura, Crist, Parissi, etc. Se percibe que entre ustedes existía gran camaradería ¿es asi? ¿cómo recuerda esos tiempos?
Fue una época de excelentes dibujantes y también años donde había medios gráficos donde podías mostrar lo que hacías.  Eso ya desapareció y las editoriales donde nos veíamos seguido también. La relación era muy buena, casi una familia.


Tras tantos años de trabajo, con una rica y extensa obra publicada en los principales medios gráficos del Argentina y Uruguay, y de gran repercusión ¿ qué balance puede hacer?
Que hice en la vida lo que me gusto hacer. Que soy feliz dibujando historietas y que puedo vivir de eso. ¿Qué más puedo querer? 

martes, 26 de agosto de 2014

Fotos de la presentación de Tortas fritas de polenta, de Adolfo Bayúgar y Ariel Martinelli


Fuchi Fayúgar y Ariel Martinelli

Bayùgar firmando ejemplares

El sábado 23 de agosto se realizó en Tres Arroyos la primera presentación del libro de La Duendes "Tortas fritas de polenta", de Adolfo Bayúgar Ariel Martinelli
Estas son algunas fotos del evento, muy concurrido y emotivo.

Bayúgar, Martinelli, Javier Enzo y "Solito Ilustrado".

Martinelli firmando ejemplares


Vicen Bayùgar, Fuchi Bayúgar y Thomas Kurz.


viernes, 15 de agosto de 2014

LA DÉCADA DEL SETENTA, por Germán Cáceres


Tratar por décadas la evolución de la historieta es un enfoque discutible al igual que cualquier clase de periodicidad, pero resulta de gran ayuda para circunscribir una etapa y observarla con cierta libertad. Sería como hacer un alto en el camino y preguntarse ¿dónde estoy? Esta nota no es una historia del noveno arte, así que resultará imposible incluir a todos los autores y revistas.
Hay que tener presente que en junio de 1966 –o sea en la anterior década- un golpe militar tomó el poder y se autodenominó Revolución Argentina reproduciendo lo que es característico de estas rupturas institucionales: represión, autoritarismo, política de entrega y, por supuesto, aplicación de principios económicos neoliberales. Y recrudeció el fenómeno de la guerrilla, cuyos principales grupos fueron Montoneros y el ERP. Un acontecimiento político fundamental fue El Cordobazo de 1969, todo un símbolo de la resistencia obrero-estudiantil a la dictadura. Luego, la pretendida Revolución concluyó cuando Cámpora ganó las elecciones en 1973, pero después presentó su renuncia y retornó al poder el General Perón, hasta que en 1974 falleció. Y el 24 de marzo de 1976 se inició uno de los episodios más horrorosos de la Argentina con el golpe de estado que se propuso reorganizar la nación.


Tal vez no corresponda hablar de declinación –como se suele calificar a esta década- sino de fin de ciertos procesos y comienzo de otros  En ella cerraron dos íconos como Rico Tipo (1973) y Patoruzú (1977). En la anterior, y en 1963, había dejado de salir otro, Patoruzito.


Sin embargo, hubo sucesos luminosos como la aparición de la revista cordobesa Hortensia en 1972, bajo la dirección de Alberto Cognini. Fue un soplo de frescura y sabor popular que además aportó notables autores como Crist (Cristóbal Reinoso), Ian Amuschátegui y el rosarino Roberto Fontanarrosa (con sus dos estupendas creaciones, Inodoro Pereyra, el renegau y Boggie, el aceitoso). La publicación cerró en 1990, pero la Docta aportó, además, cuatro bienales de “El humor y la historieta que leyó el argentino” (1972, 1974, 1976 y 1979).


Otra sorpresa del mismo año fue Satiricón, dirigida por Oskar Blotta (hijo), y con Carlos Ulanovsky -jefe de redacción- y Andrés Cascioli - director de arte-. La publicación poco a poco se fue nutriendo de desaforado desparpajo y fue prohibida en octubre de 1974 por el gobierno de Isabel Perón. Cascioli entonces fundó con el mismo staff (1) Chaupinela, que siguió la misma orientación hasta que fue clausurada. Hubo una competidora, Mengano, de la editorial Julio Korn –en ella participaron Oski (Oscar Conti), Quino (Joaquín Lavado) y Alberto Breccia-, que cerró en 1975.


Andrés Cascioli dio el batacazo en 1978 con Humor Registrado –que se transformó en Humor-, y en 1980 con Superhumor, y contó con un plantel de lujo (2), mientras él dibujaba las caricaturas de las tapas. En sí, su desmesura y sus ironías sobre la dictadura militar se erigieron en una suerte de bastión de resistencia.

Tiras del diario Clarín: El loco Chávez, de Trillo - Altuna, El mago Fafa de Bróccoli y Teodoro & Cía de Viuti.

Clemente, de Caloi

Otro giro lo aportó el diario Clarín a partir de 1973 con la publicación en su última página de material totalmente nacional. Allí se destacaron Crist y Fontanarrosa; Horacio Altuna y Carlos Trillo con El loco Chávez; Tabaré, Guinzburg y Abrevaya con Diógenes y el linyera; Alberto Bróccoli con El mago Fafa. Pero la sensación fue Clemente, de Caloi (Carlos Loseau), que alcanzó su repercusión más alta con los comentarios del personaje sobre el Mundial de Fútbol del ´78. Terminada la década, en 1981, las reflexiones de Viuti en Teodoro & Cía. representaron una crítica al Proceso.
Dos nuestras del las tiras en columnas en la contratapa de Clarín



Ya en 1969 publicaba sus inspiradas caricaturas Hermenegildo Sábat en La Opinión y más tarde en Clarín. No puede dejarse de mencionar la revista Lupin, que divirtió con su humor desde 1966 hasta abril de 2007, bajo la guía de Guillermo Guerrero y Héctor Sidoli. Tampoco Top, de 1971 -con la dirección de César Spadari-, que era un producto de Cielosur (que en Fabián Leyes y El Huinca reimprimía material de Enrique Rapela). 


En ella  salió Marc!, esa audaz creación con textos de Osvaldo Lamborghini y arte de Gustavo Trigo. La publicación cerró a fines de 1972. Además, el genial Quino dibujó su Mafalda (que surgió en 1964 en Primera Plana, pasó al El Mundo y luego a Siete Días hasta 1973). En 1974 el diario Noticias publicó La Guerra de los Antartes, con guión de Oesterheld y dibujos de Trigo, hasta la clausura del periódico en agosto de ese año.



Pero la atención la acapararon las editoriales Record y Columba, que fueron bastante cuestionadas en su momento, sobre todo la última.


Columba alcanzó su apogeo entre 1972 y 1974 con las revistas El Tony, DÁrtagnan, Intervalo, Fantasía (y sus respectivas variantes de colores, álbumes y anuarios), y Nippur de Lagash, Dennis Martin, Álamo Jim y Cabo Savino. Esta editorial cosechó todos los prejuicios y opiniones despectivas con los que se acostumbró a desacreditar el género. Se la tildó de vulgar, de bajísima calidad artística, carente del mínimo vuelo y, además, se le atribuyó como única motivación lo comercial. También se le reprochó su mala calidad de impresión y su desvaído color.


Debe hacerse una revisión de esta valoración. Cuando se obtiene tal nivel de ventas como sucedió con las producciones de Columba (Gociol yRosemberg calculan dos millones y medio de ejemplares mensuales durante1970/75), todo debe hacerse con rapidez, y en el poco tiempo disponible no hay cabida para la experimentación y el refinamiento estético. Más aún, ese ritmo requiere dibujantes y guionistas muy profesionales y con una enorme capacidad de trabajo. Y si bien había una censura editorial que no permitía hacer referencias corrosivas a la realidad social, no puede negarse su éxito (en el interior fue absoluto). El mérito consistió en la  búsqueda de una historia con gancho y dibujada con un estilo gráfico realista. En su plantel se cuentan –al igual que en Record- una lista de los mejores historietistas argentinos (3). Pero la estrella fue, sin duda, Robin Wood, cuya producción alcanzó cifras increíbles (se opina que gestó mucho más de cinco mil guiones y  aportó más de sesenta personajes). Debió adoptar varios seudónimos (4) porque la mayoría de las historietas las escribía él.   



Las revistas de Ediciones Record, que dirigía Alfredo Scutti, gozaron de una mejor aceptación entre los paladares exigentes. La principal fue Skorpio (5), que apareció en 1974 y contó con la consagrada historieta Corto Maltés, de Hugo Pratt, y la reedición de varios títulos de Oesterheld. El director de arte era Juan Zanotto y, tal vez, el más importante colaborador fue el guionista Eugenio Zappietro (6): entre sus logros figuró Precinto 56, cuyo héroe era el teniente Zero Galván, y la dibujaron sucesivamente José Muñoz, Arturo del Castillo, Ángel Fernández y Gustavo Trigo. Más aún, en 2011, Zappietro, con su libro Mi nombre es Zero Galvá, ganó el premio Novela Negra convocado por la Editorial Del Nuevo Extremo y el festival BAN! Record contó con importantes autores y algunos de ellos también lo fueron de Columba (7).
Entendemos que esta década no puede condenarse, sino que exige una mirada distinta, otra perspectiva, posiblemente nuevos códigos. Habría que recordar que algunos críticos cinematográficos consideran con audacia y espíritu de renovación que lo mejor de la producción estadounidense fue el cine cómico mudo y la comedia americana. Una perspectiva de similar amplitud debe emplearse para analizar la historieta.

Germán Cáceres

(1) Entre otros Crist, Jorge Guinzburg, Carlos Abrevaya, Roberto Fontanarrosa, Carlos Trillo, Mario Mactas, Alberto Dolina

(2) Domingo Mandrafina, Maitena Burundarena, Horacio Altuna, Francisco Solano López, Alfredo Grondona White, Rep (Miguel Repiso), Raúl Fortín, Meiji (Jorge Meijide), Sanyú (Héctor Sanguiliano),  Eduardo Maicas, Enrique y Patricia Breccia, Ceo (Eduardo Campilongo), Fati (Luis Scafati), Tabaré (Tabaré Gómez Laborde), Jorge León Limura y los extranjeros Claire Bretecher y J.G.Ballard.

(3) Carlos Vogt, Domingo Mandrafina, Ernesto García Seijas, Daniel Haupt, Silvestre “Frank” Zsilagyi; Rubén Marchionne, Enrique Alcatena, Alberto Salinas, Alberto Saichann, Lucho Olivera, Jorge Mohrain, Luis García Durán, Julio Álvarez Cao, Juan Dalfiume, Clemente Rezzónico, Tibor José Horvath y hasta el mismo Héctor Germán Oesterheld.

(4) Roberto Monti, Joe Trigger, Mateo Fussari, Carlos Ruiz, Noel Mc Leod, Robert O´Neill, Rubén Amézaga y Cristina Rudlinger.

(5) Entre otras de sus publicaciones se pueden mencionar Corto Maltés, Pif- Paf, Tit-Bits, Gunga Din, Fénix, El Tajo.

(6) Firmaba en general como Ray Collins, pero además empleaba los seudónimos Mario Galván, Diego Navarro, Pedro Luján, Eugenio Reynal Arrigo, Servando Mendizábal y Julia Salgado.

(7) Ricardo Barreiro, Alfredo Julio Grassi, Enrique y Ricardo Villagrán, Bruno Premiani, Alberto Breccia, Carlos Casalla, José Luis Salinas, Carlos Roume, Jorge Moliterni, Carlos Albiac, Horacio Lalia y Juan Jiménez.

Bibliografía
-Aguado, Alejandro, “La historieta de aventuras creada por argentinos vive en Italia”, en www.laduendes.blogspot.com.
-Birmajer, Marcelo, Historieta: la imaginación al cuadrado. Buenos Aires, Dialéctica, 1988.
-Cáceres, Germán, “Historieta y mayo francés”, en www.letras-uruguay. espaciolatino.com
-Cáceres, Germán, “Testimonios”, en Neveleff, Julio, Con las historietas se come, se cura y se educa/ Revistas argentinas 1983-1993. Editorial de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Mar del Plata, 2014.
-Catálogo de la segunda muestra “El humor y la historieta que leyó el argentino” (del 25/10 al 15/11/74). Siglo Veintiuno Editores Argentina, Córdoba.
-Gociol, Judith, y Rosemberg, Diego, La historieta argentina/Una historia. Ediciones de la Flor, Buenos Aires, 2000.
-Sanguiliano, Héctor Sanyú, 100 años de historieta en el mundo. La historieta en la historia argentina. Aiglé Ediciones, Buenos Aires, 1997.
-Trillo, Carlos y Saccomanno, Guillermo, Historia de la historieta argentina. Ediciones Record, Buenos Aires, 1980.