martes, 3 de marzo de 2015

Editores y la industria, el dibujo y la historieta, por David Rubín

David Rubín es un autor español (gallego, para mayor precisión) consagrado a nivel internacional y en ascenso, con una obra personal e innovadora. En su espacio de Facebook suele subir textos en los que aborda de modo coloquial y desprejuiciado, temas relacionados con la actividad profesional. Resultan muy ricos en contenido tanto por la información que brindan respecto de la industria de la historieta, el dibujo, la realización y el modo de entender a la propia historieta, como lo concerniente al ambiente que la conforma. En algunos casos, plantea y expone de forma abierta temas y visiones que en el ambiente generan grandes debates.
Muy gentilmente nos autorizó a reproducir varios de ellos.
Reproducimos solo los textos, ya que son incontables los comentarios que generaron cada uno de sus post.



Post del 19 de febrero de 2015
En una ocasión, hace años, un chico que curraba conmigo en una productora vino a enseñarme el dossier de un proyecto de cómic que había movido, un par de semanas atrás, entre editores extranjeros en el Salón de Barcelona.
El menda estaba tope chinao y muy cabreado porque TODOS los editores se lo habían tumbado, uno de ellos, de Dargaud, hasta le había dicho que ese proyecto era un insulto al cómic.
La verdad es que si yo fuera editor y me vinieran con una mierda jamás se me ocurriría decirle algo así a nadie, ya que le puedes joder la ilusión y quién te dice que ese chico que ahora lo hace mal no termina siendo el Frank Quitely del futuro.
PERO NO ERA EL CASO.
La verdad es que no me extraña que se lo tumbaran todos, el chico tenía mano para el dibujo, rollo muy amerimanga y tal, rollo Barbucci mezclado con Humberto Ramos, algo muy de moda por aquella época, pero aquellas páginas eran un puto horror.
La narrativa brillaba por su ausencia, todo era una superposición de poses molonas y encuadres hiper espectaculares sin orden ni concierto, todo estaba como colocado al azar en las páginas, no había ritmo de lectura, ni composición, vamos, ni orden de lectura siquiera; un verdadero despropósito.
El guión, ya que hice el esfuerzo de leerlo, era un compendio de lugares comunes de rollo sci-fi, habìa metido en ocho páginas TODO lo que le molaba que había visto en películas, tebeos y videojuegos, TODO, viniera o no a cuento.
Un despropósito, un batiburrillo friki sin pies ni cabeza. (sigue)

Tapas de libros de David Rubin 

Le dije que entendía el pq se lo habían rechazado y le expliqué los porqués, según yo, de que su proyecto no era bueno, intentando hacer hincapié en los pocos aciertos que tenía para potenciarlos y mostrándole los muchos errores y el modo de subsanarlos.
Su respuesta fue un "Ah, vale, gracias" frío, mientras ponía cara de "vaya, otro que no tiene ni puta idea de lo que es bueno cuando se lo muestran" y le largó medio cagándose en mi madre por no decirle lo que quería oír.
Ese día estuve dándole vueltas a todo ello y a la mañana siguiente le pregunté:
-Oye, tú conoces a Will Eisner?.
-No, quién es?, un animador?.
-No. Es un autor de tebeos.
-Ni me suena.
-Ya, imagino. Mira, te he traído esto, es un libro que hizo este hombre ("Cómic: el Arte Secuencial"), trae trabajos de él, historietas cortas, y también un montón de ejemplos de como narrar en un cómic, desde lo más básico hacia arriba.
Si quieres te lo presto, quizá te sea de ayuda.
El chaval lo miró con desconfianza, como si le estuviera ofreciendo una manzana envenenada, pero aceptó.
Un par de semanas después vino a devolvérmelo.
-¿Qué te ha parecido? -pregunté.
-Bien, no está mal, pillé dos o tres trucos que me pueden ser útiles, pero no es mi rollo. Pero gracias.
-Ah, vale, de nada.
A día de hoy se gana la vida dibujando y animando, pero no ha vuelto a hacer un tebeo.
Al menos que yo sepa.
Y casi mejor así.

David Rubin

CONCLUSIONES:
-Si os rechazan preguntaros el por qué antes de cagaros en la madre de quién pasa de vuestra mierda porque, posiblemente, aunque vuestros amigos y vuestra madre os digan que sois tremendos, igual os rechazan porque lo que hacéis es MIERDACA.
-Y sólo siendo consciente de ello se pueden ver los errores e intentar subsanarlos y, quién sabe, quizá hasta evolucionar y terminar por ser un fiera en esto de los cómics.
-Si alguien os corrige y os indica errores no os lo tomeis como una afrenta personal, si no como una ayuda, una orientación que, si la aprovecháis, os ayudará a mejorar.
-Si un editor te rechaza un proyecto puede que sea que no va con su gusto personal, o no entra en su linea editorial, vamos, que puede que no sea culpa tuya.
Si cuatro o más editores te tumban el mismo proyecto tatúate esto en el cortex cerebral: POSIBLEMENTE TU PROYECTO SEA CACA, no insistas con el mismo proyecto más veces, párate a pensar que has hecho mal y la próxima vez que acudas a mostrarlo asegúrate de llevar UN PROYECTO NUEVO Y DIFERENTE, no te empecines con uno concreto, hurga en la caja de las ideas y ten por seguro que, si algo no gusta de entrada no va a gustar más a la misma persona
-Y, por último; si un editor rechaza lo tuyo pero publica tebeos que igual no son de tu gusto como lector, antes de hacer el cretino y decir: "Lo que importa es el amigueo para publicar" , piensa que, quizá, es tu proyecto el que no entra en el gusto o en la linea del editor.
Si mandas a Astiberri algo en plan Jim Lee ten por seguro que no les va a interesar, moléstate, solo que sea por ahorrarte tiempo tú y a los demás, y por decoro, de cual es la linea editorial que cada editorial maneja antes de mandar nada o buscar excusas para tus fracasos que no te crees ni tú.
Eso, o, como el chico del ejemplo que pongo, dedícate a crear animaciones para el Candy Crush y olvídate de los tebeos.
De nada.


David Rubin


Post del 19 de febrero de 2015
A los que creéis que "un buen dibujo" sólo es tal si es realista -o intenta serlo, más bien-, yo os digo:
NO TENÉIS NI PUTA IDEA DE DIBUJO.
Y ya de propina:
TAMPOCO TENÉIS NI PUTA IDEA DE CÓMIC.

David Rubin


Post del 11 de febrero de 2015
Os voy a poner un ejemplo VERÍDICO que me pasó una vez, hace unos años.
Estaba yo con unos tios y uno me dice:
-Eh, a tí te molan los comics, me dijeron, no?
-Pues si.
-Pues a mi también, mogollón.
Y comenzamos a hablar de tebeos, sobretodo de Frank Miller, que al parecer a esa persona le gustaba mucho su trabajo, al igual que a mi.
En una de estas, tras hablar largo y tendido sobre las bondades de su Daredevil, el Elektra: Asesina y tal se me ocurre preguntarle:
-¿Y que opinas de su Batman? El Retorno del Señor de la Noche mola tela, verdad? Miller en estado puro!
A lo que, para mi sorpresa, el tipo me contesta, dibujando una mueca de asco en la cara y cambiando su tono amigable, hasta el momento, por uno de desprecio;
-¿¡Pero que dices tío!? ¡¡Ese ni lo he leído!! ¿¿¡¡NO VES QUE ES DE DC!!??
Y no, por más que intenté razonar con él de que qué más daba la editorial si la obra era del mismo autor que a él le encantaba el tio siguió en sus trece.
De hecho alguna vez más coincidimos y evitó hablarme del tema, de hecho; EVITÓ HABLARME.
Igual no soportaba el hecho de que yo pudiera disfrutar con otros tebeos que no fueran de Marvel.
¡Y suerte que sólo hablamos de tema superhéroes!
PUES BIEN: GENTE ASÍ EXISTE. Y NO SON DOS NI TRES.
Y SON EL PUTO MAL.
Fin.





Post del 11 de febrero de 2015
Gente que sólo lee tebeos de Marvel y DC y van presumiendo por ahí de conocer bien el medio del cómic.
Algo tan estúpido y absurdo como si alguien que sólo come Mcdonalds o Burguer King va presumiendo de conocer bien el mundo de la cocina.
Esto es así.


Paso a paso de página de David Rubin




Post del 4 de enero de 2015
En las escuelas de cómic, además de a dibujar, narrar, entintar y tal deberían enseñar algo importantísimo para este oficio y que normalmente se obvia; DEBERÍAN ENSEÑAR A LEER.




Post del 4 de enero de 2015

¿Cuando alguien dice que tu estilo de dibujo "no es el típico pero aún así mola" se refiere a que no eres uno de esos clones realistas sin estilo, también conocidos como "dibujantes RANDOM" o se refiere a otra cosa....?



Páginas de Beowulf, realizadas con Santiago García.


miércoles, 25 de febrero de 2015

Rescate de maestros de la historieta, por Jorge Boccanera

Nota realizada por  Jorge Boccanera para la gencia de noticias TELAM, el 14 de enero de este año, y que gentilmente republicamos con su autorización.

El nuevo libro del narrador y crítico Germán Cáceres, Evocando Viñetas 2, suma un nuevo registro a su ya extensa investigación periodística sobre la historieta nacional, ensanchando con cada título el panorama de la aventura a cargo de notables artistas –dibujantes y guionistas- no siempre recordados y valorados en su dimensión creativa.




La obra, editada por el sello de la revista patagónica La Duendes, puede leerse como complemento de Evocando Viñetas 1, aparecido en 2012 y como prolongación de títulos relacionados con el tema, entre ellos El género fantástico en la historieta argentina, Charlando con Superman, Oesterheld y Diccionario de uso de la historieta española.   En diálogo con Télam, Cáceres explica que este segundo tomo de viñetas, más que complementar el primero lo continúa, y agrega: “No existe un plan sistemático de investigación. Ambos textos tienen su origen en notas que aparecieron en http://laduendes.blogspot.com; surgieron del diálogo con Alejandro Aguado, el director de la editorial La Duendes- acerca de los maestros e historietas que vamos evocando”.   


 Télam: En ocasiones te referís a algunos artistas como “maestros olvidados” ¿en ese sentido tu libro practica una especie de rescate? 
Cáceres: Al principio se pensó introducir en el blog una sección de “Maestros olvidados” y comenzamos con algunos notables historietistas, pero algunos de ellos no estaban tan olvidados, sino que los amantes del género los tenían presentes, entonces juzgamos más conveniente escribir notas sin dilucidar si se los recordaba o no; aunque a Tibor José Horvath, Hugo D'adderio y Carlos Clemen se los puede considerar, sin lugar a dudas, maestros olvidados.    



T: En un punto Evocando Viñetas 1 y 2, dan un panorama, además de los artistas, de revistas dedicadas al género…  
C: Dar un registro completo de esas publicaciones en el país sería una tarea encomiable y titánica. Lo hizo Julio Neveleff en su reciente libro: Con las historietas se come, se cura y se educa / Revistas argentinas 1983-1993 Las publicaciones que prefiero y que marcaron en mi infancia mi amor por la historieta, fueron: Patoruzú, Patoruzito, Misterix, Rayo Rojo, Superhombre, Salgari, Tit Bits y El Tony. Luego Skorpio y Fierro me indujeron a escribir sobre este arte maravilloso.    

T: Roberto Bataglia es el único dibujante que está en los dos tomos de viñetas, ¿acaso por su vida misteriosa en Estados Unidos?  
C: La atracción de Battaglia (1923-2005) reside en su genialidad luminosa, que le permitió gestar producciones fulgurantes (María Luz, Motín a bordo y Don Pascual); también en el enigma que se tejió alrededor de sus rastros personales cuando en los 60 se radicó en Estados Unidos y poco a poco cortó su comunicación con familiares y amigos.   




T: Decís que “María Luz” de Bataglia “prefigura a Mafalda…  
C: “María Luz”, creada en 1954, preanuncia a Mafalda en cuanto a su inteligencia, así como “Periquita” por su actitud anticonvencional, propia de un tipo femenino que en esa época recibió la denominación de flapper. Pero “María Luz” venía a ser una especie de genio científico, una inventora desinteresada de la vida social, todo lo contrario a Mafalda, que reflejó las costumbres y tribulaciones de la clase media.   



T: En la historieta tradicional abundaban vaqueros, detectives, héroes de la selva, guerreros, soldados, aborígenes, gauchos, boxeadores, futbolistas, heroínas eróticas y exploradores de mundos futuros, ¿ha cambiado esta tipología en el comic actual?  
C: Aquellos personajes perduran en algunas historietas actuales. Aunque hoy existe una problemática más contemporánea, como pueden ser los desaparecidos en la Argentina, la violencia de género o una historieta de corte confesional, en la que se narran aspectos de la propia vida, incluso se aborda la cuestión de las minorías sexuales. Las temáticas y los personajes se han enriquecido y adaptado a los tiempos que corren.    



T: En "Evocando Viñetas 2", dedicás una sección a reseñar libros, varios de ellos publicados en La Patagonia, como Tehuelches, El facón de Almanegra (ambos con guiones de Oenlao y varios dibujantes) y El Bondi (de Chelo Candia), ¿Creés que en el sur argentino hay un desarrollo importante del género? 
C: Visité Comodoro Rivadavia en oportunidad del “Festival de Historietas al Sur del Sur” (2012) y puedo afirmar que en la Patagonia hay un buen desarrollo del género, siendo imposible señalar a todos sus talentos como los citados Oenlao y Chelo Candia, a los que se suman Alejandro Aguado, Serafín, Mariano Antonelli, Taro, Toto, Tavo, César Hernández, Edmund, Alan Jones, Daniel Varela y Guada. Por supuesto, no puede faltar un grande: Carlos Casalla, el creador de El Cabo Savino.    



T: En tu nuevo libro ocupan un espacio importantes artistas como José L. Salinas, Alberto Bróccoli, Alberto César Salinas, Carlos Clemen y Horvat, ¿qué los define, qué aportaron a la historieta? 
 C: De José L. Salinas son célebres sus adaptaciones de novelas como Los Tres Mosqueteros y El último de los mohicanos. En 1949 lo contrató el mítico King Features Syndicate para ilustrar la historieta Cisco Kid, con guiones de Rod Reed. Pocos artistas como él dibujaron con semejante talento los caballos y plasmaron tan bellas y dulces mujeres. Por su parte Clemen fue un pionero que organizó una escuela de dibujo de historietas. Entre su vastísima producción, se destacan Kharú, el hombre misterioso.   Lo logros de Bróccoli son "Juan y el Preguntón" (1970), "El Mago Fafá" (1973) y "Pérez-Man" (1979). En el primero los dos personajes están de perfil y sin identificar. Alberto Salinas dibujó "Dago" (1981) con guión de Robin Wood, que tuvo resonancia internacional. En él, su dominio del cuerpo humano trae a la memoria las mejores expresiones del clasicismo grecorromano. Finalmente, Tibor Horvath fue un excelente dibujante, como se ve en la tapa del plano alejado de una lancha de guerra en alta mar, que realizó para el último número, el 116, de Hora Cero Semanal.  




lunes, 16 de febrero de 2015

Oswal (1933-2015)

Oswal y Massaroli
El viernes 13 de febrero trajo la triste noticia del fallecimiento de OSWAL (Osvaldo Walter Viola), uno de los grandes autores de la historieta argentina. Publicó en la mayoría de las principales revistas y editoriales del país, como Hora Cero, Frontera, Chaupinela, Satiricón, Súperhumor, Humi, Skorpio, Trix, Címoc (España), L´Eternauta (Italia),  Cóctel, Anteojito, La  Nación, entre otros. Entre sus personajes y series más conocidas se destacan Sonomán, Mascarín, Buenos Aires las putas y El Loco (guión de Barreiro), Consummatum Est (guión de Yaqui), Big Rag (guión de Albiac).

El triste adiós a un maestro.

En este blog pueden leer una entrevista a OSWAL de diciembre de 2011, realizada por Germán Cáceres

Dibujos que muy gentilmente Oswal nos envió dedicado.

Sonomán en Anteojito, 1994.


Dos páginas de Sonomán publicadas en revista Humi, 1983.

Página de Consummatum Est, con guión de Yaqui, en Címoc, España.

Página de Big Rag.

Página de unitario publicado en la revista Cóctel, 1991.

Página de Galac Master, con guión de Oesterheld, en revista Skorpio, 1981.

Página de Buenos Aires, las putas y el loco, con guión de Ricardo Barreiro, en Címoc, España.


jueves, 12 de febrero de 2015

WALTER CIOCCA, por Germán Cáceres

“En mi memoria están los grandes personajes de los diarios cotidianos. Y me acuerdo de Walter Ciocca, el dibujante de Lindor Covas y Hormiga Negra, historietas muy populares”
Hugo Pratt



Publicado en la revista Leoplán, 1958.

Walter Cioca (Buenos Aires, 1907-1984) estuvo desde su nacimiento marcado por el arte. Su hermana fue profesora de Bellas Artes, en tanto que su padre fabricaba y diseñaba calzado -resultó premiado en la “World´s Columbian Exposition” (New York) de 1892-. Se graduó de arquitecto y trabajó durante veintisiete años en la Dirección de Arquitectura y Urbanismo de la Municipalidad de Buenos Aires. Además, intervino como proyectista en la planificación de la Avenida 9 de Julio, formando parte del equipo dirigido por el urbanista Carlos M. della Paolera. Siempre llevaba su block para realizar bosquejos, y admiraba a André Galant, un artista que hacía apuntes del natural y colaboraba en la revista francesa L̉ Ilustration. El diario Crítica publicó muchos de los bocetos que Ciocca tomó de peleas de box realizadas en el Luna Park.  


"Puño Fuerte Extra" del 1/1960.

Otras de sus pasiones fueron la vida campestre y la literatura gauchesca. Visitaba con frecuencia San Antonio de Areco y leía con fruición a Benito Lynch,  Guillermo House y Sarmiento.


"Puño Fuerte Extra" del 12/59.

En 1948 inició su carrera de historietista adaptando Una excursión a los indios ranqueles, de Lucio V. Mansilla. Luego siguió con Eduardo Gutiérrez y así surgieron Juan Cuello, Santos Vega, Una amistad hasta la muerte y Hormiga Negra. Esta última, que apareció el 3 de febrero de 1950 en el diario La Razón, constituyó todo un éxito. Se está ante un gaucho peleador –como es habitual en las novelas de Gutiérrez- que finalmente se redimió y volvió a ser un hombre de bien. El escritor se inspiró en Guillermo Hoyos, que nació en San Nicolás de los Arroyos (Provincia de Buenos Aires), y vivió entre ca.1837-1918. El grafismo de Ciocca es fresco y espontáneo, como si dibujara a partir de esbozos obtenidos en el mismo lugar en que se desarrolla la acción.


"Puño Fuerte Extra" del 8/59.

Hilario Leiva, el rebelde, de 1953, publicado en La Razón, fue su primer trabajo con argumento propio, otra historieta gauchesca en la que subyacía el germen de Lindor Covas, el cimarrón.


"Puño Fuerte Extra" del 11/59

Entre 1953 y 1958 dibujó Fuerte Argentino para la revista Misterix, con guión de Julio Almada (seudónimo de Julio Aníbal Portas, un notable conocedor de las costumbres del campo). Se trata de una historieta fortinera que describía la rutina diaria y los típicos protagonistas de ese ámbito. El capitán Mariano Flores  -que participó en la Guerra del Paraguay-, era un héroe sagaz, valiente, hábil con las armas y eximio jinete. Se destaca aquí un rasgo del estilo de Ciocca: el uso del negro pleno, que Fernando García y Hernán Ostuni calificaron de “dibujo de trazos fuertes, casi xilográficos”. La continúo dibujando Juan Arancio.


1

Su obra consagratoria como guionista y dibujante fue Lindor Covas, el cimarrón, que se publicó como tira diaria en La Razón a partir del 10 de noviembre de 1954, Día de la Tradición. El historietista afirmaba que: “Posiblemente yo en algo falté a la verdad pero Lindor no se parece a  los gauchos malos de Gutiérrez, ni tampoco al gaucho bravo de Hernández (…) Es, entre paréntesis y guardando las distancias, un Quijote (…) El mundo en que se mueve Lindor es la Argentina que va del 1845 al 1865 más o menos”, e incluye, así, la época en la cual Juan Manuel de Rosas fue Gobernador de la Provincia de Buenos Aires y principal dirigente de la denominada Confederación Argentina. El protagonista, en contra de las ideas federales de su familia, adhería a la causa de los unitarios, pero al enterarse que éstos querían aliarse a Francia,  los abandona por considerarlos traidores. Y poco a poco va renunciando a la vida de ciudad y se inserta en la llanura pampeana para transformarse en un gaucho cabal, solitario y nómada, que recorre tanto los fortines como los pueblos fronterizos. Al principio tiene una novia, Viviana, que es asesinada por el criado de un unitario, y finalmente una mujer, Ana Rosa, que es capturada por los indios hasta que enloquece y muere. Sin embargo, Lindor Covas fue considerado por sus lectores como un tipo poco aficionado a los encantos  femeninos, y Roberto Fontanarrosa, un fanático de esta historieta y del creador, le hizo una broma a través de su personaje Inodoro Pereyra.


2

En las peripecias nocturnas, el artista vuelve a emplear esa sabiduría gráfica que lo caracteriza mediante negros plenos (hay siluetas de carruajes, de personajes y de jinetes) y el uso de múltiples rayas, tanto para los objetos como para las personas. La rusticidad de sus trazos otorga vigor y reciedumbre a la tira, a la vez que un aura trágica, plena de traiciones y violencias. Una gran capacidad de observación y el contacto con documentos le permitió captar los espacios en que se desarrollaba la historia. Se ven pocos textos explicativos ya que su guión se basaba más en los diálogos, que reproducían el habla de entonces, mérito que demandó un enorme esfuerzo por parte de Ciocca. El lenguaje visual de la historieta es admirable ya que  genera cambios constantes de planos y, asimismo, están resueltos con plasticidad el dibujo de caballos, los movimientos de los personajes y las luchas cuerpo a cuerpo.  


3

Lindor Covas, el cimarrón duró veintiséis años con un total de ocho mil tiras diarias, y dejó de salir en enero de 1981. Circuló en muchos diarios provinciales y en el Uruguay. Fue republicada a partir de agosto de 1959 en la revista Puño Fuerte Extra. En 1963 Carlos Cores la llevó al cine en calidad de director e intérprete.    


4

La obra de Walter Ciocca no sólo es una de más representativas dentro del género gauchesco, sino también de toda la historieta argentina.

Germán Cáceres  


5

6
Nota: agradecimiento especial a Toni Torres, quien facilitó las páginas de Lindor Covas, de sus archivos personales.

Bibliografía

-Albertoni, Carlos W., Santas Historietas. Catálogos, Buenos Aires, 2004.
-Califa, Oche: “Lindor Covas, el Cimarrón…clásico entre las historietas”, en La Nación del 2/2/2008.
-Gociol, Judith, y Rosemberg, Diego, La historieta argentina/Una historia. Ediciones de la Flor, Buenos Aires, 2000.
-http://es.wilkipedia.org: “Hormiga Negra”.
-http://es.wikipedia.org/wiki: “Lindor Covas, el cimarrón”.
-http://es.wikipedia.org/wiki: “Walter Ciocca”.
-http://lindorcovas.com.ar: “Lindor Covas ´El Cimarrón”.
-https:/luisalberto941.wordpress.com.: “Fuerte Argentino”.
-http://waltercioccahistorietas.blogspot.com.ar
-http://www.portinos.com/585: “Las míticas aventuras de Lindor Covas”.
-htp://www.todohistorietas.com.ar: “Lindor Covas, `El Cimarrón”, de Walter Ciocca.

-Trillo, Carlos y Saccomanno, Guillermo, Historia de la historieta argentina. Ediciones Record, Buenos Aires, 1980.

martes, 3 de febrero de 2015

El Martín Fierro, ilustrado por Héctor Beas


Se acaba de publicar una versión del clásico de la literatura argentina El Martín Fierro, de José Hernández, ilustrado por el gran dibujante rosarino Héctor Beas. El trabajo del dibujante consiste en 163 ilustraciones y 162 collages a color. Un libro para coleccionar.
En este blog se puede leer una entrevista realizada en mayode 2012 a Beas, para conocer más sobre su obra y extensa trayectoria.




jueves, 15 de enero de 2015

El PDF del primer número de Charlie Ebdo tras el atentado


Hoy miércoles se publicó el primer número de la revista satírica Charlie Ebdo, tras sufrir el atentado y asesinato de varios de sus autores y empleados. La edición impresa, de 5 millones de ejemplares, se agotó rápidamente en Francia y ya se revendían ejemplares a altos costos en Internet. La tirada promedio era de 50 mil ejemplares.

Patrick Pelloux y Luz, colaboradores de la revista, presentando la tapa



Colas en Francia para conseguir el ejemplar impreso.



Como el PDF de esta edición ya circula libremente por Internet, lo compartimos con los lectores, que lo pueden descargar desde la siguientedirección.



Páginas centrales de esta edición, en español.


Fuentes: diarios La Nación, El País, El Mundo, Le Monde, Libération.