lunes, 4 de mayo de 2015

ALFREDO GRONDONA WHITE, su partida


El jueves 23 de abril, a los 76 años de edad, nos dejó Alfredo Grondona White, un maestro de la historieta y el humor gráfico argentino. Fue uno de esos autores que con solo ver su gráfica uno, como lector, sabía de quién se trataba. Se caracterizaba por su dibujo y temáticas muy personales, que en general giraban en torno a un humor ácido. Participó y fue de las principales figuras del staff de revistas que marcaron época, tales como Chaupinela, El Ratón de Occidente, Satiricón, Humi, Súperhumor o Humor.
Para nosotros (los responsables de La Duendes – Historieta Patagónica), fue un autor al que admirábamos que, para nuestra sorpresa, a mediados de 2010 se sumó a nuestras publicaciones. Tremendo honor nos concedió!!  Contarlo entre nosotros, fue compartir espacio con uno de esos autores que nos acompañó desde las lecturas juveniles y, claro, uno admiraba. Con el transcurrir de los meses, Toto y Aguado comenzaron a colorear sus trabajos, por el placer y honor de colaborar con él, trabajos que durante 284 semanas subimos todos los viernes a Historieta Patagónica.
También nos concedió el gran gusto de poder editarle un libro compilando algunos de sus trabajos de humor e historietas. Como así también contamos con su participación en libros grupales y varias exposiciones.  
Y con el tiempo se transformó en un amigo.  Por ello costó subir a este blog, este atrasado recordatorio, porque cuesta aceptar su partida.
Hasta siempre maestro (aunque a él no le gustaba que lo llamaran así). Gracias por todo.









Para ver y disfrutar de su participación de 284 semanas en Historieta Patagónica 


Tapa del libro que le publicamos desde LA DUENDES. Para más detalles

Entrevista que le realizamos en 2010, para este blog. Para leerla completa 

Nota realizada a Grondona White para el blog de La Duendes, luego republicada en el suplemento cultural Tinta China, del diario El Chubut

Nota realizada a Grondona White para el blog de La Duendes, luego republicada en la revista Dom (Chubut)

Nota publicada en 1980 en la revista Humor

jueves, 23 de abril de 2015

Nuevo libro: Patagonia Fantástica, de Alejandro Aguado

84 Páginas, formato apaisado

Presentación en CHILE
El viernes 24 a las 19:30 hs se presenta Patagonia Fantástica en la Biblioteca Regional de la ciudad de Coyhaique, Chile


Muestras del contenido

El imaginario popular patagónico presenta seres de pleno anclaje local y en común con el de otras regiones, aunque con variantes en los relatos y las tipologías.
Su existencia se relaciona con las culturas de la tierra, cuyas raíces son los pueblos originarios: tehuelches y mapuches. Culturas que, además de la realidad concreta y palpable, comprenden un plano que para la cultura occidental resulta fantástica u originada en supersticiones.
Este es un inventario de seres y sucedidos actuales, un registro hasta ahora escaso, de textos combinados con ilustraciones, historietas y fotos.  Un libro que surge de años de andar el territorio, escuchar las historias y registrarlas. 




jueves, 16 de abril de 2015

Exposición “ Zapatos en la heladera” de TOMÁS SANZ

50 años de dibujos en busca de un lugar
INAUGURACIÓN: SÁBADO 18 - 12.30 HS

Del 18 de abril al 26 de junio – 2015
Museo del humor / Av. de los Italianos 851 -  Costanera Sur

De lunes a viernes de 11 a 18 hs. Sábados, domingos y feriados de 10 a 19 hs.



“Zapatos en la heladera” es lo ecléctico, lo absurdo, una referencia inevitablemente surrealista. Un par de timbos al lado del tupper con matambre, el sachet de leche y el pan de manteca. Pero en todo ese eclecticismo de su obra hay un hilo conductor: esos increíbles escorzos dibujados con maestría en sus desopilantes escenas costumbristas son la consecuencia de los estudios sobre modelo vivo laburados en el taller de Estímulo de Bellas Artes. Y las escenografías que contienen esas escenas abrevan en cada trazo dedicado a la ilustración publicitaria. Todo esto es camino recorrido, trayectoria y en esta exposición retrospectiva hay una vasto muestrario de toda su imprescindible tarea.

Jorge Meijide, curador de la muestra


Todos estos dibujos que dejó dormir en el block de apuntes, que tiró o se le cayeron de la mesa en la cocina, en el bar, en las ruidosas redacciones… todo eso está colgado en esta exposición de maravillas que busca un orden sin necesidad, un lugar que siempre estuvo ahí. Es como recorrer una casa chorizo de barrio, reciclada, con pasillo embaldosado que da a una vereda de Calé, pero con bar de Medrano en la esquina. O como abrir un ropero de tres cuerpos con espejo tipo Alicia y fotos de cantores y jugadores de bigotito clavados con chinches y cajones llenos de tesoros secretos… Pasen y vean. No los va a defraudar.

Juan Sasturain






Tomás Sanz nació en Quiroga, provincia de Buenos aires, en 1937 y estudió en la Escuela de Bellas artes Manuel Belgrano. Su carrera profesional empezó como dibujante y creativo publicitario. Más adelante, fue ilustrador y guionista en las revistas Satiricón y Chaupinela y director de las revistas El Ratón de occidente Humor. Escribió el libro Pequeño diccionario del fútbol argentino, ilustrado por Roberto Fontanarrosa.

A partir de la década de 1980, participó en numerosas muestras de humor e historieta. Actualmente, escribe y dibuja en el diario deportivo Olé.

domingo, 5 de abril de 2015

JOAQUÍN ALBISTUR, por Germán Cáceres

Forma parte de esa legión de artistas, escritores y músicos que la historia no tiene en cuenta, o es mínima la atención que les brinda.


Se sabe con certeza que se trata de un ilustrador (además de acuarelista prestigioso) que nació en Mar del Plata. Lo más probable es que haya sido en 1920, pero para Carlos R. Martínez el año de nacimiento fue 1915. Ejerció su profesión en empresas de publicidad que pueden consultarse en la página que se acompaña de El dibujo a través del temperamento de 150 famosos artistas (1953), de Enrique Lipszyc, en el que se da un pantallazo de su biografía. Ilustró libros y colaboró en las revistas Leoplán, Damas y Damitas, Vea y Lea, Maribel, Vosotras, Chicas, Cuéntame, Nocturno y la lista continúa.  Martínez sostiene que en los años cincuenta se radicó en los Estados Unidos, en donde también ejerció el humor y la historieta trabajando en un principio para Jack Kirby y Joe Simon y luego para Gilberton Publications. Por su parte, Harry Mendryk está casi seguro que se desempeñó desde setiembre de 1954 hasta octubre de 1955 en el nombrado estudio Simon and Kirby con el seudónimo de Joe Albistur, pero no pudo confirmar el dato ni siquiera consultando a Joe Simon.


Por suerte sus trabajos no se perdieron e integran las hemerotecas de coleccionistas. En Leoplán de octubre de 1952 se publicó el cuento de Alejandro Dumas “La ejecución de Carlota Corday”. No caben dudas de que Albistur es un ilustrador adscripto en cuerpo y alma al realismo en su manifestación más clásica. En la escena de los soldados reunidos alrededor de Carlota Corday predomina una atmósfera esfumada, como si se hubiera inspirado en un filme de Murnau. En su grafismo es un virtuoso tanto en la ejecución a la aguada como empleando la técnica del pincel seco.





Conviene señalar que la revista Leoplán fue fundada por Ramón Sopena y publicada por la editorial que lleva su apellido. Su primer número salió el 7/11/34 y dejó de aparecer en 1965.


En la novela Mientras dan las nueve, de Leo Perutz (Leoplán, agosto de 1952) la imagen está compuesta como un claroscuro muy en la línea del expresionismo cinematográfico alemán. Albistur domina las gradaciones desde el blanco al negro pasando por toda una gama de grises. El método de iluminación es eminentemente pictórico: de un velador surge la luz que alumbra el cuadro, sobre todo la cara de los personajes.


Sus pinceladas lucen más libres y espontáneas en Muerte de Jezabel, novela de Cristianna Brand (Leoplán, diciembre de 1951). Se destacan aquí las texturas y tonalidades, que forman parte indisoluble de su estilo.


El cuento La piel del león, de William Somerset Maugham (Leoplán, julio de 1952), que registra una pelea entre dos hombres, permite apreciar un sobresaliente sentido del movimiento y un firme conocimiento de la profundidad de campo utilizada en el cine.


Se destaca en el cuento “Sangre en el umbral”, de Hugo Wast (Leoplán, junio de 1952), una creativa composición con tres sombreros blancos. En este mismo número figura “Mi vida y mis peleas” (La historia del `Toro Salvaje de las pampas`), tal como se la contó Luis Ángel Firpo a Ignacio Cobarrubias. Seguramente inspirada en una fotografía periodística, la toma con los protagonistas en el ring (Firpo después de aplicarle una trompada a Dempsey –que está cayendo en la platea-, y el referí que observa) es espectacular e impactante.



El bello –y ya citado- libro El dibujo a través del temperamento de 150 famosos artistas aporta un muestrario de caras femeninas y masculinas (en total veintiocho) digno de figurar en un tratado de Andrew Loomis o en una lección del mítico curso por correspondencia de Alex Raymond.


Asimismo se encuentran bocetos de personajes de ambos sexos en los cuales la ropa constituye un elemento fundamental para registrar el carácter de cada uno de ellos.
Resulta portentoso el primer plano en picada de una monja que porta una vela. Notable su expresión religiosa (los ojos parecen extasiados por una visión mística) y perfecto el diseño de las manos.




Una serie de bosquejos acerca de un carruaje rodeado de pasajeros a punto de subir muestra su infatigable búsqueda del equilibrio plástico. Como en la citada “La piel del león”, el notable manejo de la perspectiva siempre está presente en su obra. El trabajo terminado es superlativo, a la altura de ilustradores de la talla de Carlos Freixas y Anders Zorn.


Unos estudios de la figura femenina exhiben una línea suelta y sutil, y revelan su continua práctica en el dibujo con modelo vivo.
La tapa de Leoplán de diciembre de 1950, a todo color, sobre la novela La huella del dios, de Maxence Van Der Meersch, merece integrar la colección de cualquier museo de pintura. Los ocres oscuros y la maestría en la aplicación del pincel le otorgan un clima sombrío y preanuncian no sólo una violenta borrasca sino un contexto trágico. Otro hallazgo es el efecto del primer plano del asta de un molino. En una imagen interior realizada a la aguada con cuatro personajes, el centro de atención se localiza en la silla tomada por uno de ellos con la intención de golpear a otro: todo un logro de composición y de acción dramática.


No quedan dudas de que Joaquín Albistur es una gloria de la ilustración, un insigne maestro de las artes gráficas.

Police Trap 1, 1954, EEUU. Dibujado por "Joe Albistur".


Germán Cáceres


Bibliografía

-Freixas, Carlos, El dibujo a pluma. Sucesor de E. Meseguer, Editor, Barcelona, 1967.
-http://es.wilkipedia.org: “Joaquín Albistur”.
-http://museodeldibujo.com: “Joaquín Albistur”
-Lipszyc, Enrique, El dibujo a través del temperamento de 150 famosos artistas. Escuela Norteamericana de Arte, Buenos Aires, 1953.
-Mendryk, Harry: “Joaquin Albistur the Same As Joe Albistur?”, en kirbymuseum.org.blogs.
-Martinez, Carlos R.: “ALBISTUR, Joaquín”, en https://milplumines argentinos.wordpress.com


martes, 3 de marzo de 2015

Editores y la industria, el dibujo y la historieta, por David Rubín

David Rubín es un autor español (gallego, para mayor precisión) consagrado a nivel internacional y en ascenso, con una obra personal e innovadora. En su espacio de Facebook suele subir textos en los que aborda de modo coloquial y desprejuiciado, temas relacionados con la actividad profesional. Resultan muy ricos en contenido tanto por la información que brindan respecto de la industria de la historieta, el dibujo, la realización y el modo de entender a la propia historieta, como lo concerniente al ambiente que la conforma. En algunos casos, plantea y expone de forma abierta temas y visiones que en el ambiente generan grandes debates.
Muy gentilmente nos autorizó a reproducir varios de ellos.
Reproducimos solo los textos, ya que son incontables los comentarios que generaron cada uno de sus post.



Post del 19 de febrero de 2015
En una ocasión, hace años, un chico que curraba conmigo en una productora vino a enseñarme el dossier de un proyecto de cómic que había movido, un par de semanas atrás, entre editores extranjeros en el Salón de Barcelona.
El menda estaba tope chinao y muy cabreado porque TODOS los editores se lo habían tumbado, uno de ellos, de Dargaud, hasta le había dicho que ese proyecto era un insulto al cómic.
La verdad es que si yo fuera editor y me vinieran con una mierda jamás se me ocurriría decirle algo así a nadie, ya que le puedes joder la ilusión y quién te dice que ese chico que ahora lo hace mal no termina siendo el Frank Quitely del futuro.
PERO NO ERA EL CASO.
La verdad es que no me extraña que se lo tumbaran todos, el chico tenía mano para el dibujo, rollo muy amerimanga y tal, rollo Barbucci mezclado con Humberto Ramos, algo muy de moda por aquella época, pero aquellas páginas eran un puto horror.
La narrativa brillaba por su ausencia, todo era una superposición de poses molonas y encuadres hiper espectaculares sin orden ni concierto, todo estaba como colocado al azar en las páginas, no había ritmo de lectura, ni composición, vamos, ni orden de lectura siquiera; un verdadero despropósito.
El guión, ya que hice el esfuerzo de leerlo, era un compendio de lugares comunes de rollo sci-fi, habìa metido en ocho páginas TODO lo que le molaba que había visto en películas, tebeos y videojuegos, TODO, viniera o no a cuento.
Un despropósito, un batiburrillo friki sin pies ni cabeza. (sigue)

Tapas de libros de David Rubin 

Le dije que entendía el pq se lo habían rechazado y le expliqué los porqués, según yo, de que su proyecto no era bueno, intentando hacer hincapié en los pocos aciertos que tenía para potenciarlos y mostrándole los muchos errores y el modo de subsanarlos.
Su respuesta fue un "Ah, vale, gracias" frío, mientras ponía cara de "vaya, otro que no tiene ni puta idea de lo que es bueno cuando se lo muestran" y le largó medio cagándose en mi madre por no decirle lo que quería oír.
Ese día estuve dándole vueltas a todo ello y a la mañana siguiente le pregunté:
-Oye, tú conoces a Will Eisner?.
-No, quién es?, un animador?.
-No. Es un autor de tebeos.
-Ni me suena.
-Ya, imagino. Mira, te he traído esto, es un libro que hizo este hombre ("Cómic: el Arte Secuencial"), trae trabajos de él, historietas cortas, y también un montón de ejemplos de como narrar en un cómic, desde lo más básico hacia arriba.
Si quieres te lo presto, quizá te sea de ayuda.
El chaval lo miró con desconfianza, como si le estuviera ofreciendo una manzana envenenada, pero aceptó.
Un par de semanas después vino a devolvérmelo.
-¿Qué te ha parecido? -pregunté.
-Bien, no está mal, pillé dos o tres trucos que me pueden ser útiles, pero no es mi rollo. Pero gracias.
-Ah, vale, de nada.
A día de hoy se gana la vida dibujando y animando, pero no ha vuelto a hacer un tebeo.
Al menos que yo sepa.
Y casi mejor así.

David Rubin

CONCLUSIONES:
-Si os rechazan preguntaros el por qué antes de cagaros en la madre de quién pasa de vuestra mierda porque, posiblemente, aunque vuestros amigos y vuestra madre os digan que sois tremendos, igual os rechazan porque lo que hacéis es MIERDACA.
-Y sólo siendo consciente de ello se pueden ver los errores e intentar subsanarlos y, quién sabe, quizá hasta evolucionar y terminar por ser un fiera en esto de los cómics.
-Si alguien os corrige y os indica errores no os lo tomeis como una afrenta personal, si no como una ayuda, una orientación que, si la aprovecháis, os ayudará a mejorar.
-Si un editor te rechaza un proyecto puede que sea que no va con su gusto personal, o no entra en su linea editorial, vamos, que puede que no sea culpa tuya.
Si cuatro o más editores te tumban el mismo proyecto tatúate esto en el cortex cerebral: POSIBLEMENTE TU PROYECTO SEA CACA, no insistas con el mismo proyecto más veces, párate a pensar que has hecho mal y la próxima vez que acudas a mostrarlo asegúrate de llevar UN PROYECTO NUEVO Y DIFERENTE, no te empecines con uno concreto, hurga en la caja de las ideas y ten por seguro que, si algo no gusta de entrada no va a gustar más a la misma persona
-Y, por último; si un editor rechaza lo tuyo pero publica tebeos que igual no son de tu gusto como lector, antes de hacer el cretino y decir: "Lo que importa es el amigueo para publicar" , piensa que, quizá, es tu proyecto el que no entra en el gusto o en la linea del editor.
Si mandas a Astiberri algo en plan Jim Lee ten por seguro que no les va a interesar, moléstate, solo que sea por ahorrarte tiempo tú y a los demás, y por decoro, de cual es la linea editorial que cada editorial maneja antes de mandar nada o buscar excusas para tus fracasos que no te crees ni tú.
Eso, o, como el chico del ejemplo que pongo, dedícate a crear animaciones para el Candy Crush y olvídate de los tebeos.
De nada.


David Rubin


Post del 19 de febrero de 2015
A los que creéis que "un buen dibujo" sólo es tal si es realista -o intenta serlo, más bien-, yo os digo:
NO TENÉIS NI PUTA IDEA DE DIBUJO.
Y ya de propina:
TAMPOCO TENÉIS NI PUTA IDEA DE CÓMIC.

David Rubin


Post del 11 de febrero de 2015
Os voy a poner un ejemplo VERÍDICO que me pasó una vez, hace unos años.
Estaba yo con unos tios y uno me dice:
-Eh, a tí te molan los comics, me dijeron, no?
-Pues si.
-Pues a mi también, mogollón.
Y comenzamos a hablar de tebeos, sobretodo de Frank Miller, que al parecer a esa persona le gustaba mucho su trabajo, al igual que a mi.
En una de estas, tras hablar largo y tendido sobre las bondades de su Daredevil, el Elektra: Asesina y tal se me ocurre preguntarle:
-¿Y que opinas de su Batman? El Retorno del Señor de la Noche mola tela, verdad? Miller en estado puro!
A lo que, para mi sorpresa, el tipo me contesta, dibujando una mueca de asco en la cara y cambiando su tono amigable, hasta el momento, por uno de desprecio;
-¿¡Pero que dices tío!? ¡¡Ese ni lo he leído!! ¿¿¡¡NO VES QUE ES DE DC!!??
Y no, por más que intenté razonar con él de que qué más daba la editorial si la obra era del mismo autor que a él le encantaba el tio siguió en sus trece.
De hecho alguna vez más coincidimos y evitó hablarme del tema, de hecho; EVITÓ HABLARME.
Igual no soportaba el hecho de que yo pudiera disfrutar con otros tebeos que no fueran de Marvel.
¡Y suerte que sólo hablamos de tema superhéroes!
PUES BIEN: GENTE ASÍ EXISTE. Y NO SON DOS NI TRES.
Y SON EL PUTO MAL.
Fin.





Post del 11 de febrero de 2015
Gente que sólo lee tebeos de Marvel y DC y van presumiendo por ahí de conocer bien el medio del cómic.
Algo tan estúpido y absurdo como si alguien que sólo come Mcdonalds o Burguer King va presumiendo de conocer bien el mundo de la cocina.
Esto es así.


Paso a paso de página de David Rubin




Post del 4 de enero de 2015
En las escuelas de cómic, además de a dibujar, narrar, entintar y tal deberían enseñar algo importantísimo para este oficio y que normalmente se obvia; DEBERÍAN ENSEÑAR A LEER.




Post del 4 de enero de 2015

¿Cuando alguien dice que tu estilo de dibujo "no es el típico pero aún así mola" se refiere a que no eres uno de esos clones realistas sin estilo, también conocidos como "dibujantes RANDOM" o se refiere a otra cosa....?



Páginas de Beowulf, realizadas con Santiago García.


miércoles, 25 de febrero de 2015

Rescate de maestros de la historieta, por Jorge Boccanera

Nota realizada por  Jorge Boccanera para la gencia de noticias TELAM, el 14 de enero de este año, y que gentilmente republicamos con su autorización.

El nuevo libro del narrador y crítico Germán Cáceres, Evocando Viñetas 2, suma un nuevo registro a su ya extensa investigación periodística sobre la historieta nacional, ensanchando con cada título el panorama de la aventura a cargo de notables artistas –dibujantes y guionistas- no siempre recordados y valorados en su dimensión creativa.




La obra, editada por el sello de la revista patagónica La Duendes, puede leerse como complemento de Evocando Viñetas 1, aparecido en 2012 y como prolongación de títulos relacionados con el tema, entre ellos El género fantástico en la historieta argentina, Charlando con Superman, Oesterheld y Diccionario de uso de la historieta española.   En diálogo con Télam, Cáceres explica que este segundo tomo de viñetas, más que complementar el primero lo continúa, y agrega: “No existe un plan sistemático de investigación. Ambos textos tienen su origen en notas que aparecieron en http://laduendes.blogspot.com; surgieron del diálogo con Alejandro Aguado, el director de la editorial La Duendes- acerca de los maestros e historietas que vamos evocando”.   


 Télam: En ocasiones te referís a algunos artistas como “maestros olvidados” ¿en ese sentido tu libro practica una especie de rescate? 
Cáceres: Al principio se pensó introducir en el blog una sección de “Maestros olvidados” y comenzamos con algunos notables historietistas, pero algunos de ellos no estaban tan olvidados, sino que los amantes del género los tenían presentes, entonces juzgamos más conveniente escribir notas sin dilucidar si se los recordaba o no; aunque a Tibor José Horvath, Hugo D'adderio y Carlos Clemen se los puede considerar, sin lugar a dudas, maestros olvidados.    



T: En un punto Evocando Viñetas 1 y 2, dan un panorama, además de los artistas, de revistas dedicadas al género…  
C: Dar un registro completo de esas publicaciones en el país sería una tarea encomiable y titánica. Lo hizo Julio Neveleff en su reciente libro: Con las historietas se come, se cura y se educa / Revistas argentinas 1983-1993 Las publicaciones que prefiero y que marcaron en mi infancia mi amor por la historieta, fueron: Patoruzú, Patoruzito, Misterix, Rayo Rojo, Superhombre, Salgari, Tit Bits y El Tony. Luego Skorpio y Fierro me indujeron a escribir sobre este arte maravilloso.    

T: Roberto Bataglia es el único dibujante que está en los dos tomos de viñetas, ¿acaso por su vida misteriosa en Estados Unidos?  
C: La atracción de Battaglia (1923-2005) reside en su genialidad luminosa, que le permitió gestar producciones fulgurantes (María Luz, Motín a bordo y Don Pascual); también en el enigma que se tejió alrededor de sus rastros personales cuando en los 60 se radicó en Estados Unidos y poco a poco cortó su comunicación con familiares y amigos.   




T: Decís que “María Luz” de Bataglia “prefigura a Mafalda…  
C: “María Luz”, creada en 1954, preanuncia a Mafalda en cuanto a su inteligencia, así como “Periquita” por su actitud anticonvencional, propia de un tipo femenino que en esa época recibió la denominación de flapper. Pero “María Luz” venía a ser una especie de genio científico, una inventora desinteresada de la vida social, todo lo contrario a Mafalda, que reflejó las costumbres y tribulaciones de la clase media.   



T: En la historieta tradicional abundaban vaqueros, detectives, héroes de la selva, guerreros, soldados, aborígenes, gauchos, boxeadores, futbolistas, heroínas eróticas y exploradores de mundos futuros, ¿ha cambiado esta tipología en el comic actual?  
C: Aquellos personajes perduran en algunas historietas actuales. Aunque hoy existe una problemática más contemporánea, como pueden ser los desaparecidos en la Argentina, la violencia de género o una historieta de corte confesional, en la que se narran aspectos de la propia vida, incluso se aborda la cuestión de las minorías sexuales. Las temáticas y los personajes se han enriquecido y adaptado a los tiempos que corren.    



T: En "Evocando Viñetas 2", dedicás una sección a reseñar libros, varios de ellos publicados en La Patagonia, como Tehuelches, El facón de Almanegra (ambos con guiones de Oenlao y varios dibujantes) y El Bondi (de Chelo Candia), ¿Creés que en el sur argentino hay un desarrollo importante del género? 
C: Visité Comodoro Rivadavia en oportunidad del “Festival de Historietas al Sur del Sur” (2012) y puedo afirmar que en la Patagonia hay un buen desarrollo del género, siendo imposible señalar a todos sus talentos como los citados Oenlao y Chelo Candia, a los que se suman Alejandro Aguado, Serafín, Mariano Antonelli, Taro, Toto, Tavo, César Hernández, Edmund, Alan Jones, Daniel Varela y Guada. Por supuesto, no puede faltar un grande: Carlos Casalla, el creador de El Cabo Savino.    



T: En tu nuevo libro ocupan un espacio importantes artistas como José L. Salinas, Alberto Bróccoli, Alberto César Salinas, Carlos Clemen y Horvat, ¿qué los define, qué aportaron a la historieta? 
 C: De José L. Salinas son célebres sus adaptaciones de novelas como Los Tres Mosqueteros y El último de los mohicanos. En 1949 lo contrató el mítico King Features Syndicate para ilustrar la historieta Cisco Kid, con guiones de Rod Reed. Pocos artistas como él dibujaron con semejante talento los caballos y plasmaron tan bellas y dulces mujeres. Por su parte Clemen fue un pionero que organizó una escuela de dibujo de historietas. Entre su vastísima producción, se destacan Kharú, el hombre misterioso.   Lo logros de Bróccoli son "Juan y el Preguntón" (1970), "El Mago Fafá" (1973) y "Pérez-Man" (1979). En el primero los dos personajes están de perfil y sin identificar. Alberto Salinas dibujó "Dago" (1981) con guión de Robin Wood, que tuvo resonancia internacional. En él, su dominio del cuerpo humano trae a la memoria las mejores expresiones del clasicismo grecorromano. Finalmente, Tibor Horvath fue un excelente dibujante, como se ve en la tapa del plano alejado de una lancha de guerra en alta mar, que realizó para el último número, el 116, de Hora Cero Semanal.